Una pequeña gran empresa

Con más de cinco décadas a nuestras espaldas y numerosas promociones construidas, nuestra empresa familiar ha conseguido diferenciarse, superarse e ir más allá de las expectativas propias y ajenas.

La atención personal, la exclusividad y el mimo que ponemos en cada una de nuestras viviendas definen una forma particular de trabajar que se ha convertido en el “sello de la casa”. Un sello que une profesionalidad, calidad y diseño y que plasmamos en cada una de las promociones (todas propias) que construimos y vendemos.

Por todo ello hoy está en nuestras manos ofrecerle el servicio que sólo en nuestra empresa familiar puede encontrar. Desde el primer instante y hasta el último detalle.

Quienes formamos Construcciones Vidal compartimos una especial pasión por la construcción de viviendas que nos ha abierto muchas puertas y que a usted también puede abrirle una: la de su hogar soñado….